Posted By jorgeornelas


En el mundo actual, sentirse feliz resulta sospechoso, cursi, loco, inmoral, vergonzoso; la mayoría de la gente confiesa con  frecuencia  y cierta comodidad, que es infeliz. De tal manera que si alguien se sospecha a sí mismo feliz, tiene el impulso de esconderlo, además siente  una especie de superstición amenazante: “si lo digo se esfumará”. Pensado de esa equivocada manera,  terminamos estropeando la cereza que adorna el pastel de la felicidad, la felicidad de comunicar nuestra felicidad. Hoy me siento feliz. (Afortunado diría Aristóteles)


Jorge A Ornelas Lizardi, 18 de Mayo de 2010

 

copa


 

 

 
Google

User Profile
jorgeornelas
jorgeornelas...
Cuautla More...

 
Category
 
Recent Entries
 
Archives
 
Links
 
Visitors

You have 446803 hits.

 
Latest Comments

No Latest Comments at this time.

 
Navigation